¿Cuáles son las ventajas y desventajas de dolarizar una economía?


Presentamos una explicación detalla de las ventajas y desventajas que presenta dolarizar una economía, es decir, adoptar legalmente una moneda extranjera.

Ventajas:

La dolarización estabiliza el nivel de precios, deteniendo inmediatamente los procesos hiperinflacionarios. Esto sucede porque al adoptar una moneda con un historial sólido, emitida por un país con una política monetaria responsable, se gana nuevamente confianza en el dinero en circulación y las expectativas mejoran. Por ello, la inflación en el país dolarizado tiende a converger en el mediano plazo con la del país emisor de la moneda adoptada.

Dolarizar también elimina la capacidad de financiar el déficit creando nuevo dinero, es decir, promueve la responsabilidad fiscal ya que el Estado no posee una moneda que puede imprimir a su discreción para financiarse. Sin embargo, siempre queda la opción de acudir al mercado internacional para obtener financiamiento, por lo que aún tras dolarizar es posible mantener un déficit.

Finalmente, la dolarización facilita el comercio internacional, al adoptarse una moneda ampliamente aceptada a nivel global.

Desventajas:

El país que dolariza pierde la capacidad de usar las herramientas de política monetaria para suavizar las variaciones en el PIB nominal, porque cuando se cuenta con una moneda propia el Banco Central tiene la capacidad de mantener una política monetaria expansiva en las épocas de contracción y una política restrictiva en las épocas de expansión. Esto le permite suavizar el ciclo económico, generando mayor estabilidad en los indicadores económicos, lo que a su vez facilita a los agentes la planificación de sus actividades en el mediano y largo plazo.

Al dolarizar se pierde el mecanismo de ajuste del tipo de cambio como estabilizador automático ante shocks externos. Por ejemplo, si hay una caída en los precios de las materias primas de las cuales dependen los ingresos de la economía dolarizada, la moneda del país no se depreciaría automáticamente como debería hacerlo para mantener la competitividad de su industria, por lo que se volvería comparativamente más cara.

La economía del país que emite la moneda puede sufrir fluctuaciones diferentes a las de la economía dolarizada, que se vería negativamente afectada por dichos vaivenes. En otras palabras, para que la dolarización no presente esta desventaja los países tendrían que encontrarse en situaciones económicas similares.

En una economía dolarizada es difícil que el Banco Central ejerza su rol como prestamista de última instancia, entonces en caso de una crisis bancaria la entidad no sería capaz de hacer préstamos para rescatar a las instituciones.

Por último, al dolarizar se pierde el ingreso por señoreaje, que es el ingreso percibido por el estado al producir la moneda del país.

Ingresa aquí para visualizar nuestro video explicativo.